Ángeles Becerra

Yo soy María de los Ángeles Becerra Ochoa, los más cercanos me conocen como Peque, tengo 43 años y soy originaria de Guadalajara Jalisco, actualmente desempeño la labor de la Coordinación Académica de Algarabía donde estoy desde hace 9 años.

Mis actividades son dar seguimiento a los talleres y actividades correspondientes al Programa de Algarabía Centro de día, relacionados directamente a los procesos de desarrollo y aprendizaje de los usuarios, colaborar en la planeación de actividades de inclusión social, en la planeación estratégica de la Asociación, asegurar el plan de trabajo acorde a las necesidades de los usuarios y coordinar al equipo académico para que el trabajo se desarrolle de manera integral encaminado al cumplimiento de nuestra misión.

Mi experiencia dentro del ámbito de la discapacidad se dio cuando realicé mi Servicio Social en el DIF Jalisco, fui de campamento con 80 niños con discapacidad auditiva y 30 niños con discapacidad visual y algunos de ellos con discapacidad intelectual. Y descubrí 2 cosas fundamentales, la primera es que las Personas con discapacidad tienen habilidades impresionantes en muchas cosas en las que yo me considero vulnerable, ellos son muy fuertes y hábiles; y segunda, mi vida puede ser instrumento para que ellos puedan disfrutar más de esta vida como lo hacen las Personas sin discapacidad. Hasta antes de esta experiencia, yo quería ser entrenadora de alto rendimiento de Voleibol, pero esta experiencia con ellos cambió la visión que yo tenía y descubrí una misión: Hacer todo lo que estuviera en mis manos para que ellos tuvieran la oportunidad de disfrutar las mismas cosas que yo había disfrutado, y descubrieran que su vida es muy valiosa.

Por esta razón es que ahora me encuentro en Algarabía, porque me identifico con la visión que tiene, porque es una Asociación honesta, porque la Persona con discapacidad es vista como una Persona con Derechos, porque con las pequeñas acciones que realiza ha conseguido grandes transformaciones en la vida de las personas con y sin discapacidad intelectual y porque puedo llevar a cabo mi misión personal.

Lo que he aprendido de mi contacto y compartir el día a día con las Personas con discapacidad intelectual es que:

“Nada es imposible cuando se suman 2 voluntades”

Peque

Por ello, lo que recomiendo al mundo para tratar e interactuar con Personas con discapacidad es; verla como una Persona valiosa como cada uno lo es; ten la certeza que él ve lo mejor de ti, no le toma importancia a tus títulos, ni tus fallas, ni a tus éxitos, sino a tu forma de tratarlos en el momento; háblale con mucha sinceridad y dale tiempo a que te responda, ya sea con lenguaje verbal o con un guiño, sonido o movimiento; trátalo como una persona inteligente, porque lo és; déjate enseñar por él; realiza con esa persona actividades que le gustan mucho, deja que él te vea disfrutar de cosas que a ti te gustan y luego juntos hagan las cosas que ambos les gustan y disfrutan. no pretendas cambiar sus gustos; observa con detenimiento las cosas que le molestan y trata de evitarlas; dile la importancia que tiene para ti su vida y el pasar tiempo con él o ella; si no comprende lo que está sucediendo al rededor, díselo, tengo la experiencia y certeza de que juntos pueden superar todo.